Erasmus en Islandia

                        

lunes, enero 30, 2006

Fin de semana

El viernes, tuvimos otro momento de comida þorrablót traído por una islandesa amiga de un madrileño. Además de los huevos y cabeza de cordero y el tiburón también trajo pescado seco y algas que se comen a lo largo de todo el año. Ella nos explicó que lo que se celebra con estas comidas es que en un tiempo pasado eran pobres y ahora se ha convertido en una tradición comiendo lo único que en aquella época tenían. Lo volví a probar todo, incluída la cabeza de cordero que la otra vez no vi por la fata de luz y lo peor es el tiburón, seguido de los huevos y las algas. El resto me gustó.
Probando la cabeza, que tiene lengua y ojo pero no sesos.

Al final el sábado se organizó una fiesta sorpresa por el cumpleaños de una mallorquina. Ella no se esperaba nada y se empeñó en preparar la tarta porque estaba más sabrosa de un día para otro. Yo desde el messenger les dije que si no encontraban forma de sacarla de casa que podíamos preparar todo en mi casa. Al final todo salió bien y como estaba muy perra llegué la última a la cena. Lo que no sabía es que además habían preparado caipivodka y caipiron. Que no era otra cosa que concentrado de limón con limones y el vodka casero del lituano que dependiendo de los polvos mágicos que le eche es vodka, ron o ginebra. Menos mal que el concentrado mató el sabor y olor original de este vodka homemade.

Tras la guerra de nata (como les gusta a los italinos estas guerras) pasó lo que todos nos olíamos teniendo en cuenta los altavoces que había traído uno de los lituanos. Vino la policía, con un furgón. Apagamos la música y cuando el policía estaba hablando con los que estaban en la puerta fumando (no se puede fumar dentro de las guesthouses) se empezó a oir una música muy fuerte de los pisos de enfrente. El policía se empezó a reir pidió que no saliéramos fuera y se fue. Se pusieron delante del balcón de donde salía la música, encendieron la sirena y con los altavoces del furgón se pusieron a hablar en islandés profundo, suponemos que pidieron que bajaran la música. Eran las 3 de la mañana.

6 Comments:

  • o sea, que para que los de la fiesta dejasen de hacer ruido los policías encendieron la sirena y gritaron un poco por los altavoces...con esto no creo que quedase ya nadie despierto en el barrio, podrían haber dejado que siguiesen las fiestas xD

    By Blogger Victor, a las lunes, enero 30, 2006 3:01:00 p. m.  

  • Jajajajajaja vaya forma de ordenar silencio...
    Lo del ojo y la lengua me ha llegado al alma jeje

    By Blogger blankutxi, a las lunes, enero 30, 2006 5:08:00 p. m.  

  • Juasjuasjuas menuda movida, me recuerda alas fistas k me montava en castellon. Anda que la policia muy efevtiva.el metodode a ver quien grita más fuerte.jajajaaj

    By Blogger TONET, a las lunes, enero 30, 2006 5:56:00 p. m.  

  • Ummmmm, que buena pinta la cabecica de cordero,jajaja. Me has matao con eso de que segun los polvos se hace ron, vodka o ginebra. Te habrá pasado la receta el lituano,no? Botellon baratito. Aunque como dices, visto el sabor y el olor igual no compensa... ;P

    By Blogger xolomo, a las lunes, enero 30, 2006 11:09:00 p. m.  

  • joer niña, menudo estomago que tienes, si es que leo lo que te has zampado y no doy credito.
    ahora dinos que desayunas todas las mañanas un chupito de brenivik y me dejas seca . un beso

    By Blogger PUCK73, a las martes, enero 31, 2006 9:46:00 a. m.  

  • Mira que yo me como todo lo que quepa en la boca, pero lo de la foto tiene una pinta... Mucho mucho hambre deberían tener ¿no?

    By Anonymous Luiggi, a las martes, febrero 07, 2006 6:24:00 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home

span.fullpost {display:inline;}
 

¡Me he mudado! Serás dirigido automáticamente en unos segundos. En caso contrario, puedes acceder haciendo click aquí